El Día Mundial de la Salud Mental Materna se lanzó para aumentar la conciencia acerca de los problemas de salud mental materna, con la finalidad de que más mujeres busquen ayuda, reciban tratamiento adecuado y menos sufran. El objetivo común es sensibilizar a la población mundial acerca de la importancia de la salud mental materna y mejorar los recursos destinados por los gobiernos a la prevención, detección y tratamiento de los trastornos mentales durante el embarazo y el primer año tras el nacimiento (trastornos mentales perinatales).

Una de cada cinco mujeres, en todo el mundo, experimenta algún tipo de trastorno en el estado de ánimo o ansiedad en el período perinatal. El embarazo y nacimiento constituyen un momento de estrés materno respecto a la salud propia y la del recién nacido. Esto se incrementa en caso de prematurez, aborto o malos resultados perinatales, lo que implica un gran impacto en las mujeres, sus parejas y familias.

Sobre la autora

Cecilia Taburet. Lic en Psicología MP 5760 egresada de la Universidad de Buenos Aires. Psicóloga Clínica con Orientación Perinatal, Fertilidad, en Reproducción Humana y Fertilización Asistida (SAMeR). Se desempeña como Psicóloga Clínica y Acompañamiento de Usuarios/as de Reproducción Asistida en la Ciudad de Córdoba.

Actualmente es Coordinadora de la Comisión de Reproducción Asistida en el Colegio de Psicólogas y Psicólogos de la Pcia. de Córdoba.