El Colegio de Psicólogas y Psicólogos de la Provincia de Córdoba envió una carta dirigida al intendente de la localidad de San Pedro, Dto. San Alberto, Sr. SERGIO SORIA, repudiando un hecho de violencia de genero/institucional/laboral en esa municipalidad.

El CPPC ha tomado con profundo malestar la desvinculación de la Lic. Cecilia Sosa M.P. 9855. de Villa Dolores del servicio de Salud de esa Municipalidad.

El municipio a través del médico coordinador del área salud Sr. Miguel Heredia en ocasión de comunicársele a nuestra matriculada, su desvinculación con esa Municipalidad, le adujo, que desde el área de personal no autorizan los honorarios bajo la modalidad de atención virtual, siendo que además la profesional se encuentra embarazada y con recomendación médica de no asistir presencialmente a sus labores.

Ante esta situación, el CPPC repudia esta medida tomada, por cuanto ignora completamente las condiciones de trabajo de las y los Psicólogos en pandemia, encontrándose plenamente recomendada la atención online por las entidades deontológicas del país, para su implementación en institución públicas y privadas.

Además, no es menor la insensibilidad por parte del municipio y el desconocimiento de las condiciones de salud que informó oportunamente nuestra colega, lo cual denota la precariedad y desprotección en la que los trabajadores de la salud se encuentran desempeñando sus funciones en ese municipio.

Esta decisión de la Municipalidad afectará la salud de las y los usuarios de los servicios de salud Mental que residen en la zona, quienes deberán interrumpir abruptamente sus tratamientos, en medio de un contexto de crisis sanitaria como la actual, producto de la Pandemia, como también resulta evidente desde una perspectiva de género, la desigualdad en torno a las decisiones de este Municipio.

La desvinculación que se cuestiona, resulta arbitraria, discriminatoria, y contraria a los más elementales principios de equidad y justicia e igualdad ante la ley, colocándole en un estado de desprotección absoluta, ante la reducción de su fuente de ingresos, por su situación de gestante.

Lo actuado por esa Municipalidad, constituye un hecho discriminatorio, esto ocasiona agravios a sus derechos constitucionales de trabajar sin sufrir discriminación por razón de género o de embarazo; al tiempo que le priva de ingresos, lo cuales son de carácter alimentario, todo esto contrario a las leyes argentinas que establecen y protegen la integridad física, psíquica, sexual, libertad y trato igualitario, seguridad y no discriminación por su condición de mujer.

Lo actuado por vías de hecho en esa Intendencia, constituiría un acto de violencia de género institucional/laboral, conforme a que lo que definen la Leyes nacionales y provinciales 

El CPPC señala la responsabilidad de esa autoridad Municipal, sobre las consecuencias que deriven de esta incomprensible decisión, a la vez que hacemos reserva de acudir ante el Ministerio de la Mujer de la Provincia, en salvaguarda de los derechos de nuestras matriculadas en situación de violencia laboral/institucional por embarazo.

Se adjunta carta completa: https://cppc.org.ar/wp-content/uploads/2021/07/NOTA-A-LA-MUNICIPALIDAD-DE-SAN-PEDRO-2.pdf

Diego Ariel ZAPATA M.P. 5434

Presidente del Colegio de Psicólogas y Psicólogos de la Provincia de Córdoba.

Alejandra VERCELLONE M.P. 2515

Secretaria Gremial del Colegio de Psicólogas y Psicólogos de la Provincia de Córdoba