Es ahora, informar y concientizar a la población sobre las implicancias de esta enfermedad.

Invitamos a las y los colegas en esta fecha a compartir información con sus conocidos, usuarias y usuarios de la salud sobre esta enfermedad.

Busquemos informar y concientizar sobre la obesidad, romper estigmas sobre quienes la transitan y aportar a la percepción de esta enfermedad como una condición de salud pública de relevancia en el país (así como a nivel mundial).

La obesidad es un problema de salud pública: según la cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación (2019), 6 de cada 10 argentinos mayores de 18 años (61,6%) presentan sobrepeso u obesidad (33,7%, sobrepeso y 32,4%, obesidad).

Lo más importante es estar atento a la salud propia y consultar a una o un profesional, recurrir a los especialistas.

Las implicancias físicas de esta enfermedad también tienen su arista relacionada a la salud mental.

Según la investigación realizada para el plan ASI (alimentación saludable en la infancia) por el Ministerio de Salud de la Nación, la obesidad está asociada con la depresión, la baja autoestima y una imagen negativa del cuerpo, que a su vez estarían influidos por una discriminación en diferentes contextos sociales, como la escuela y el trabajo, entre otros ámbitos.

En el marco de ampliación de derechos, la Ley N° 26396 declara de interés nacional la prevención y control de los trastornos alimentarios, entre otros, a la obesidad, que comprenderá la investigación de sus agentes causales, el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades vinculadas, asistencia integral y rehabilitación, incluyendo la de sus patologías derivadas, y las medidas tendientes a evitar su propagación. Es importante resaltar el abordaje interdisciplinario, incluida la psicología en el tratamiento de la obesidad.

Es ahora, más salud mental

Colegio de Psicólogas y Psicólogos de la Provincia de Córdoba