FEPRA : RECHAZO Y PREOCUPACIÓN ANTE EL PROYECTO DE BAJA DE EDAD DE IMPUTABILIDAD

RECHAZO Y PREOCUPACIÓN ANTE EL PROYECTO DE BAJA DE EDAD DE IMPUTABILIDAD

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de la Federación de Psicólogos de la República Argentina expresa su rechazo y preocupación frente a las declaraciones del Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Germán Garavano respecto a la presentación de un proyecto que contemplaría bajar la edad de imputabilidad a 14 años de edad.
Consideramos que este tipo de medidas pretenden criminalizar a los niños y adolescentes, creando –mediante la exacerbación mediática– un enemigo interno tal como lo ha expresado el ex Juez de la Suprema Corte Dr Raul Zaffaroni en diversas oportunidades: el adolescente. Estas medidas promueven una falsa imagen de protección y seguridad a la sociedad velando las reales causas del ingreso de los niños al delito como son la pobreza, la falta de trabajo de los adultos responsables, el escaso y dificultoso acceso a la salud y a la educación, la violencia policial, la falta de techo, entre otras. De este modo se desresponsabiliza al Estado de su función protectora y culmina generando una respuesta punitiva para una problemática de eminente origen social.
Colocar a los niños y adolescentes en el código penal con las mismas penas que los adultos, pero sin las mismas garantías, fue ya una política de la última dictadura cívico militar (Decreto Ley 21338). Otra cosa es adecuar las normativas internacionales (como las Directrices de RIAD y Reglas de Beijing concordantes con el respeto a los Derechos de los niños, niñas y adolescentes) a nuestra legislación referida a la Ley penal juvenil, que significa ni más ni menos que adecuar nuestra legislación a las garantías que exige la CIDN (Convención Internacional por los Derechos de los Niños).
No aceptamos ninguna iniciativa que deslegitime los derechos de niños, niñas y adolescente en el país, principalmente cuando se trata como en este caso de la reducción de la edad de la responsabilidad penal.

Por esto es que reclamamos al Estado:

  • El respeto a la Declaración de los Derechos del Niño, a la que adhirió nuestro país desde su promulgación,
  • La plena implementación de las legislaciones vigentes de protección de los derechos de niños niñas y adolescentes, dejando la función tutelar que es arbitraria y discrecional para considerar al sujeto de derecho,
  • Exigimos la inversión presupuestaria acorde para el sostenimiento de los programas de prevención y acompañamiento a niños y niñas en situación de vulnerabilidad;
  • La puesta en marcha de programas y servicios adecuados y eficaces que den respuesta a las necesidades conforme las normativas nacionales e internacionales,
  • Implementar medidas socioeducativas establecidas por la Ley Nacional de Educación en resguardo de los derechos de niños, niñas y adolescentes,
  • Y proponemos un amplio debate que incluya a todos los actores sociales involucrados en la temática a fin de no profundizar  la responsabilidad que la sociedad y sus instituciones tienen con niños, niñas y adolescentes en nuestro país.

La Salud Mental es un Derecho y sólo es posible en un Estado de plena vigencia del Derecho.

Comisión Nacional de Derechos Humanos de la Federación de Psicólogos de la República Argentina

joven-preso