Presentación del documento para la confección de una ley de salud.

El Colegio de Psicólogos participó junto a Fepuc de la presentación del documento con la propuesta consensuada por los Colegios Profesionales ,respecto a los contenidos imprescindibles para la confección de una ley de salud.

HACIA UNA LEY GENERAL DE SALUD PARA LA PROVINCIA DECÓRDOBA

Objetivo:

Legislaruna ley general de salud para la provincia de Córdobaconsiderando a la salud como un derecho, cuya centralidad sean los sujetos y sufilosofía el derecho internacional de los derechos humanos. La ley tiene comoobjetivo garantizar a todos los ciudadanos de Córdoba el acceso al mejor nivelde salud y calidad de vida. La ley debe garantizar un sistema de salud queponga al ciudadano en primer lugar. Se debe incluir en este punto losprincipios generales de la salud pública, los derechos y deberes de losciudadanos y las obligaciones del sector salud. Lo establecido en esta ley seráde aplicación tanto para los efectores públicos como para los efectoresprivados. Los principios que regirán la política de salud de la provincia deCórdoba son: a) universalidad: todos los habitantes del territorio provincialtienen derecho a recibir la prestación de servicios de salud, b) equidad: laspolíticas, planes y programas que tengan impacto en la salud de la poblaciónpromoverán la disminución de las desigualdades sociales en salud e incorporaránacciones sobre sus condicionantes sociales. Las actuaciones en materia desalud incorporarán la perspectiva degénero, las diversas identidades de género y prestarán atención específica alas necesidades de las personas con discapacidad. c) principio de salud entodas las políticas: las actuaciones de salud pública tendrán en cuenta laspolíticas de carácter no sanitario que influyen en la salud de la población,promoviendo las que favorezcan los entornos saludables y disuadiendo deaquellas que supongan riesgos para la salud. d) integración funcional: lasentidades públicas o privadas que presten servicios de salud, concurrirán a laprestación de los servicios sanitarios de salud, mediante la integración de susfunciones, acciones y recursos, por medio de convenios aprobados por laautoridad sanitaria provincial. Mediante esta ley el Estado provincial reconoce y garantiza elderecho a la salud de igual manera para toda la población, evitando diferenciasde trato arbitrario que limiten, restrinjan o anulen el ejercicio de dichoderecho, de manera que se ejerzan en condiciones de igualdad y nodiscriminación. También establecer las acciones positivas que debe implementarel Estado para asegurar la atención y protección de grupos para quienes debenser ampliados los deberes de protección por encontrarse en especial situaciónde desventaja. De este modo quedan incluidos los grupos etáreos (niños, adolescentes y adultos mayores) y grupos ensituación de vulnerabilidad (mujeres, personas con discapacidad, exclusiónsocial, situación de encierro, niños y adolescentes en conflicto con la leypenal, inmigrantes, pueblos originarios, minorías étnicas y zonas geográficasdesventajadas).

AcuerdosBásicos:

 

1.    Fortalecer la rectoría sectorial del Ministerio de Salud: la planificación y el control de la ejecución de las políticaspúblicas debe contar con un Estado provincial con poder legal, económico ypolítico que le permita conducir las políticas sanitarias.  Debe tener liderazgo y la capacidad de regulación del sistema. La ley general desalud debe incorporar una concepción de “federalismo cooperativo” por medio delcual las jurisdicciones municipales y el gobierno provincial trabajen en unsistema de salud acordado, bajo la rectoría del Ministerio de salud de la provinciay en consenso con el Consejo Intermunicipal de salud (tomar como modelo elConsejo Federal de Salud – COFESA creado por la ley 22373). La creación de unConsejo Intermunicipal de salud responde a la situación creada a partir de lacompulsiva descentralización de los efectores de salud de menor complejidad quefinalizó en el año 1996. El sistema de salud provincial quedó atomizado. En la actualidad, el subsistema público desalud es muy heterogéneo. Por esta razón, es importante implementar mecanismosde consenso y concertación más estables.

2.    Coordinación institucional: Tiene que existiruna herramienta de coordinación que permita trabajar en forma articulada a losdiferentes actores del sector salud.  El Ministerio de Salud dela provincia en coordinación con el Consejo Provincial de salud deben tenerinjerencia efectiva y transparente sobre las prestaciones que brindan.  Para tal fin, se creará el Consejo Provincialde salud como organismo de debate y propuesta de los grandes lineamientos enpolíticas de salud. Debe arbitrar los mecanismos para la interacción de lossubsectores que integran el sistema de salud y para la consulta y participaciónde las organizaciones, especialmente las conformadas por usuarios y familiares, vinculadas a la problemática sanitaria.

3.    Aumentar la capacidad de regulación del Estado:  confeccionar y actualizar unmapa de la oferta, la demanda y las necesidades sanitarias, acreditarcompetencias profesionales para desempeñarse dentro del sistema de salud,categorizar prestadores, evaluar tecnologías sanitarias, diseñar, implementar ysupervisar sistemas de información en salud, evaluar el desempeño de lossistemas y servicios de salud. Coordinación entre jurisdicciones paraeficientizar el uso de aparatología del sector estatal.

4.    Coordinación intersectorial para abordar Determinantes Sociales deSalud: los servicios sanitarios dan respuestas a los problemas de salud y consiguen atenuarlos perjuicios de las enfermedades. Sin embargo, los dispositivos asistencialesno son el principal condicionante de la salud. La educación, las desigualdadessociales y económicas, el acceso al trabajo y su calidad, el diseño y losservicios de las ciudades y barrios, la calidad del aire, del agua, de losalimentos, el entorno social y ambiental, todo ello determina la salud. De allíque sea necesario conformar acciones que rebasen el ámbito de los serviciossanitarios y que requieren nuevas formas de organización. La garantía de este derecho incluye lapreservación y el acceso a los principales factores determinantes básicos de lasalud, detallándose entre ellos: alimentos en cantidad y calidad suficientes, viviendadigna, agua limpia y potable y en cantidades necesarias, condiciones sanitariasadecuadas, al trabajo y a un salario, condiciones laborales seguras y sanas,hábitat y medio ambiente sano, educación, información en salud y participaciónde la población en todo el proceso de adopción de decisiones sobre las cuestiones relacionadas con la salud. Esteaspecto hace referencia a la competencia del tema de salud de los distintosministerios que refleje el carácter indivisible de los derechos. A partir deesto se fija la postura del Estado en cuanto a salud- trabajo; salud-educación;salud-economía. Las acciones de la presente ley estarán a cargo de losorganismos competentes en cada caso y no solo del ministerio de salud, sino quecada ministerio deberá disponer lo que corresponda a sus actividadesespecíficas. En síntesis, la búsqueda de la salud es una obligación del Estado,a través de la participación multisectorial, intergubernamental einterdisciplinaria.

5.    Participación: Los ciudadanos y los diversosactores sociales que componen el sistema de salud tienen derecho a serprotagonistas en las decisiones sobre planificación y control de los serviciosy en el uso de los recursos, mediante espacios de participación social yconcertación sectorial en las organizaciones e instituciones públicas. Sepropone para tal fin:  A) participacióncomunitaria a través de consejos locales y en los servicios B) gestiónparticipativa involucrando a los trabajadores de la salud en la toma dedecisiones C) espacios de concertación y articulación con las organizacionesintermedias. Creación de ComitésInstitucionales con representación de todos los sectores de comunidadhospitalaria, que incluye a usuarios, tomando como modelo los Comités deCapacitación, Docencia e Investigación – Ley 7625.

6.    Financiamiento: los compromisos presupuestarios queefectivamente asume el Estado para la ejecución de la política de cumplimientodel derecho a la salud, refleja la importancia real que el mismo otorga alavance en el respeto de sus obligaciones. Laprovincia de Córdoba destina a salud un porcentaje menor que el promedio de lasprovincias; la situación del sector constituye una evidencia empírica de que el10% promedio de los últimos años ha sido insuficiente. Establecer el porcentajea asignar y asegurar el financiamiento a los niveles locales: en ningún caso elpresupuesto anual será inferior al diez por ciento (10%) anual del PresupuestoGeneral de la Provincia, porcentaje que se irá incrementando en el uno porciento (1%) anual como mínimo, hasta lograr un piso del quince por ciento (15%)anual del Presupuesto General de la Provincia. Aumentar y mejorar elfinanciamiento. Eliminar el pago directo que se convierte en barrera para elacceso en el momento de la prestación del servicio.  Aumentar la inversión del Estado provincial ydisminuir el gasto directo de las familias. Es necesario crear un fondocompensador que garantice niveles de equidad entre los municipios más ricos ylos más pobres que garantice cuidadoshomogéneos de calidad a la población, independientemente de su capacidad depago y del lugar de residencia. La asignación de recursos desde el nivelcentral deberá tomar en consideración variables relacionadas con lasnecesidades en salud de la población o el desempeño del sector en losrespectivos municipios. Al mismo tiempo, la ley general de salud debe sugerir alos municipios que dispongan de una determinada partida presupuestal específica para el sector salud.

7.    Adecuar la producción de medicamentos a leyes nacionales. Regulación ycontrol de precios: Producción pública de medicamentosorientada a los medicamentos esenciales y a las necesidades epidemiológicas decada región. Adhesión a la ley nacional26688 y Decreto Reglamentario 1087/2014. Establecer políticas públicas sobre la fijación de los preciosde los medicamentos y su impacto en los sistemas de salud pública

8.   Determinar responsabilidades (roles y funciones) entre jurisdicciones: el modelo de atención debe establecer qué cuidados se deben brindar,quién los debe brindar, cuándo y cómo.  Es necesario establecer las funciones,atribuciones y responsabilidades propias de la provincia, las que correspondena los municipios y las concurrentes de ambas jurisdicciones. Cada nivel decomplejidad tendrá una capacidad resolutiva de problemas, superada la cualdeberá referir el problema al nivel que corresponda. El primer nivel deatención (a cargo de los municipios) tiene una importancia particular por dosrazones básicas: es el lugar de acogida de quienes acuden al servicio porprimera vez, y tiene la capacidad de decidir la circulación del paciente dentrodel sistema por lo tanto debe prestar especial atención a la forma de recepcióndel paciente, y a la información que debe suministrarle para maximizar laeficacia y eficiencia del servicio. Asimismo, debe contar con el personaladecuado para conocer y decidir sobre las circunstancias relativas a lascondiciones de trabajo y de vida (producción y reproducción). Los sucesivosniveles de complejidad tendrán, al igual que el primer nivel, estructuras deacogida e información al paciente que ingresa. El gobierno provincial tendrá asu cargo la acreditación de los establecimientos de los tres subsectores y laauditoría de los mismos para garantizar la idoneidad de los servicios. Para construir un sistema integrado esindispensable definir una puerta de entrada, pero también es fundamental pautarla circulación del paciente en su interior, maximizando la resolutividad yevitando tanto la falta como la duplicación de ofertas. Para lograrlo esnecesario desarrollar redes de cuidados organizadas por complejidad creciente,centradas en protocolos de atención desagregados por nivel de atención,recategorizar los servicios, instituir oficinas dedicadas a organizar lareferencia y contrareferencia en los efectores. Optimizar la relaciónprovincia-municipios: la provincia asistirá financiera y técnicamente a losmunicipios a los fines de fortalecer su capacidad de gestión. Implementar unPrograma de Atención Primaria de la Salud. Fijar los niveles de atención ensalud y los grados de complejidad, a efectos de determinar y delegarresponsabilidades institucionales en materia de prestación de servicios desalud, teniendo en cuenta las necesidades de la población y la coberturaterritorial.

9.   Monitoreo del cumplimiento de la ley: creaciónde un órgano de revisión. Monitorear elcumplimiento de políticas de las diferentes jurisdicciones. Las actuaciones de salud pública deben evaluarse en sufuncionamiento y resultados, con una periodicidad acorde al carácter de laacción implementada. La gestión sanitaria deberá guiarse por losresultados de salud que serán explicitados y presentados en los consejos desalud del área.  Se deben establecer mecanismos de seguimiento sobre la rendición decuentas de las acciones del Estado y lade brindar información acerca de las políticas públicas que ha implementadopara cumplir con el derecho a la salud. También implementar canales ymecanismos públicos para promover la participación social y la veeduríaciudadana, especialmente la de aquellos sectores con dificultades históricaspara acceder a las mismas.

10.  Establecer un programa integrado de recursos humanos en salud queguarde pertinencia con el perfil epidemiológico de la provincia. Coordinación de equipos por competencias técnicas, distinguir de formacióndisciplinar. Identificar profesiones y especialidades críticas y ancladas enlas necesidades regionales y estimular su formación. Estimular la permanenciade los profesionales en las regiones con vacancia. Construir una carrerasanitaria que acompañe el fortalecimiento de las instituciones.

11.  Fortalecimiento, desarrollo integral y optimización total de laAtención Primaria de la salud: Concebir a la APS desdeuna perspectiva que va más allá del primer nivel y que pretenden garantizar unaatención integral de la salud, del individuo, la familia y la comunidad en elmarco de la APS renovada. Las políticas sanitarias deben  sostener  nuevo modelo de atención, con una concepciónde integralidad y continuidad de la atención, fomento de la intersectorialidad yparticipación social. Este enfoque es transversal a la asistencia, lapromoción, la prevención, la educación, la rehabilitación y los cuidadospaliativos y con una planificación caracterizada por un abordaje territorial ycomunitario. Conformar equipos con enfoque multiprofesional que aumente su resolutividad. Jerarquizar loscentros de atención del primer nivel como punto estratégico de contacto con lacomunidad. El APROSS debe desarrollar una política específica para APS.

12.  Producción de información: optimizar unsistema de información en salud que posibilite el intercambio de la informaciónnecesaria para el mejor desarrollo de las actuaciones en materia de saludpública. El gobierno provincial deberáconformar sistemas de información que provean los datos necesarios para elconocimiento de la situación epidemiológica de las distintas regiones,tendiente a construir mapas epidemiológicos de las mismas. En la construcciónde los sistemas de información mencionados se tendrá especialmente en cuenta lamanera en que la población formará parte del mismo, tanto en cuanto sensoresperiféricos de los problemas presentes, como usuarios privilegiados delconocimiento que se genere. La participación en el sistema de informacióndeberá constituirse en una forma de aprendizaje tendiente a ampliar esaparticipación hasta la toma de decisiones a cargo de las organizaciones quepara el propósito se conformen (consejos locales de salud).Se deben estableceracciones tendientes a que la poblaciónacceda a información sobre el contenido y el alcance del derecho a la salud. Losmunicipios habrán de proporcionar la información que seestablezca con la periodicidad y desagregación que en cada caso se determine.

13.  Mecanismos de exigibilidad del derecho a la salud: garantizar la posibilidad de acceso amecanismos administrativos y judiciales de reclamo y protección del derecho ala salud.

14.   Comunicación en salud pública: el Ministerio de Saludvelará  porque la información sobre salud dirigida alpúblico sea veraz, especialmente cuando sea difundida a través de los medios decomunicación social. Se realizará un control de la publicidad comercial paraque se ajuste a criterios de veracidad en lo que atañe a la salud, así como derecomendaciones públicas sobre la salud. Se contará con la colaboración de losmedios de comunicación para difundir recomendaciones sobre salud.

15.   Protección de la salud de la población: La protección de la salud es el conjunto deactuaciones, prestaciones y servicios dirigidos a prevenir efectos adversos quelos productos, elementos y procesos del entorno, agentes físicos, químicos ybiológicos, puedan tener sobre la salud y el bienestar de la población. ElMinisterio de Salud protegerá la salud de la población mediante actividades yservicios que actúen sobre los riesgos presentes en el medio y en losalimentos, a cuyo efecto se desarrollarán los servicios y actividades quepermitan la gestión de los riesgos para la salud que puedan afectar a lapoblación. Las acciones de protección de la salud se regirán por los principiosde proporcionalidad y de precaución, y se desarrollarán de acuerdo a losprincipios de colaboración y coordinación interadministrativa y gestiónconjunta. Las organizaciones sociales podrán participar en el desarrollo deactividades de protección de la salud. El Ministerio de Salud promoverá la participación efectiva en lasactuaciones de protección de la salud de los ciudadanos, directamente o através de las organizaciones en que se agrupen o que los representen.

 

salud27del10