Sobre la Caja de Profesionales de la Salud

Ante lo infructuoso de los esfuerzos sostenidos por nuestro Colegio en la Comisión Asesora creada por la Caja de Previsión Social para Profesionales de la Salud, comenzamos las consultas para evaluar la factibilidad de crear una Caja de Previsión propia como una de las alternativas posibles a evaluar con nuestros matriculados.

Cuando asumimos la gestión del Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba nos propusimos, entre otros objetivos, trabajar fuertemente para encontrar soluciones para este colectivo en lo que se refiere a laCaja de Previsión Social para Profesionales de la Salud. Los numerosos reclamos de los colegas nos llevaron a proponernos líneas de acción, basándonos en algunas premisas: sabemos que estamos obligados por ley a aportar al sistema previsional, entendemos que el sistema previsional debe ser solidario y las Cajas profesionales debieran cumplir con este requisito. Llevaríamos nuestros reclamos al Directorio de la Caja y al resto de los Colegios que la integran pero, si no encontrábamos solución allí, haríamos los esfuerzos necesarios para encontrar entre todos los psicólogos el mejor recurso a un tema que debe ser para la tranquilidad futura después de años de trabajo.

Comenzamos convocando reuniones asamblearias para escuchar las diversas situaciones que atravesaban los psicólogos respecto a esta institución y recolectando firmas que mostraban la gran cantidad de profesionales afectados. Las problemáticas visualizadas fueron: que el monto aportado no se corresponde a los ingresos promedios de los psicólogos ni al monto de jubilación que se percibe, un gran porcentaje de colegas se encuentran con deudas inmensas, los planes de pagos son cuasi usurarios y por sobre todo no se ve intención de las autoridades de la Caja de buscar una solución que salga de la lógica recaudatoria y entre en una lógica de integrar a los profesionales para que estos puedan percibir una jubilación al final de su edad laboral.

Con este relevamiento, convocamos una Comisión con colegas para priorizar los temas a plantear ante el Directorio de la Caja.  Miembros de Junta Ejecutiva y el asesor legal del Colegio nos reunimos  periódicamente durante 2013 con dicho Directorio, llevando propuestas innovadoras como, a modo de ejemplo, la de ofrecer la posibilidad de  jubilaciones en las que, quienes no tuvieran suficientes años de aportes pero sí la edad, pudieran acceder al beneficio mediante un préstamo, con un descuento porcentual sobre el monto percibido. El Directorio pareció compartir la idea y aceptó la iniciativa del  Colegio de formar una Comisión Asesora no vinculante, conformada por los Colegios aportantes. 

En el mes de marzo, asistimos a la primera reunión de dicha Comisión, junto a otros Colegios profesionales. El Colegio de Psicólogos desde el primer encuentro planteó los tres temas priorizados con nuestros colegas en las reuniones y en nuestra comisión interna : 1)la posibilidad de establecer un régimen de aportes proporcionales a los ingresos que contemple la realidad de los egresados recientes, 2) la necesidad de fijar una moratoria amplia, y 3) la posibilidad de establecer un mecanismo que permita a los afiliados con deuda en edad de jubilarse, acceder a la jubilación mediante un préstamo de cancelación de deuda, a devolver con un porcentaje del haber jubilatorio.

Estos puntos fueron acordados como temática central con todos los Colegios asistentes. Los reiteramos en cada reunión, en cada una de ellas el Director de la Caja adujo que darles curso ponía en riesgo el patrimonio de la institución. Desde el inicio pedimos el informe actuarial del último año, que estaría listo en los primeros días del mes de julio, según se nos refirió,  a fin de estudiarlo con nuestros asesores y buscar el modo de darle viabilidad a nuestras propuestas, proponiendo discutirlo con el propio actuario, ya que en las reuniones se planteó que de hacerlos la caja tendría una viabilidad de 13 años. El Director accedió a enviarlo, pero jamás nos fue remitido, por lo que enviamos nota a la Comisión con fecha del 6 de agosto y del  4 de septiembre del corriente año, reiterando la solicitud para que se nos enviara  el informe actuarial. Al día de la fecha no tuvimos una respuesta oficial.

Durante toda nuestra gestión nuestro asesor legal acompañó permanentemente a cada psicólogo que se acercó al Colegio a presentar su problema con la Caja.

La responsabilidad asumida ante los colegas nos llevó a realizar todos los pasos institucionales correspondientes ante un problema de largo arrastre, asumiéndolo con la profundidad que requiere, sin ingenuidad y con la seriedad  institucional que nos compete como autoridades. Por eso tenemos registrado mediante notas y demás instrumentos administrativos, todo el esfuerzo para encontrar soluciones que se propuso la entidad que representa a los psicólogos  Ante lo infructuoso de los esfuerzos sostenidos en la Comisión Asesora, comenzamos las consultas para evaluar la posibilidad de crear una Caja de Previsión Social propia u otra alternativa que será consultada a todos los matriculados prontamente para tomar un curso de acción, iniciando conversaciones con especialistas y con otros Colegios profesionales que cuentan con éstas.

10534178_674392359311502_9220481045255443695_n